jueves, 7 de junio de 2012

La relación fantasma

Después de unos meses de que nos dejaron, siempre viene a la mente el dilema de continuar nuestra vida, o simplemente continuar la espera. Muchas personas pasan frente a nosotros, parejas, amigos, ex novios o ex novias, familiares; todos y cada uno parece vivir aun ritmo distinto al que nosotros estamos viviendo. Nuestra vida parece destinada a estar fuera de tiempo, y claro eso nos da la sensación de no pertenecer a ningún lugar, imaginamos que a nuestra ex pareja le va fenomenal, que su vida es color de rosa y mientras nosotros estamos en un lugar oscuro y frío, en contraste su futuro se ve brillante mientras el nuestro parece tan falto de pulimento como una vieja silla arrumbada en un desván. Pensamos que nuestra ex pareja se la pasa de fiesta en fiesta, de cama en cama de aventura en aventura, mientras a nosotros  nos tocó el peor panorama.

Así que como acto reflejo, tendemos a permanecer en la bolsa de protección de nuestra mente y nos envolvemos en una "relación fantasma" con nuestra ex pareja. Lo confieso, a mi me pasó, me sentí con mi ex pareja incluso sin estar oficialmente juntos. Y claro cuando digo oficialmente juntos me refiero a que ella tomó la decisión sin consultármelo (jajaja). Bueno pues me acorralé a mi mismo en esta relación fantasma que  me tuvo así por 3 meses. Subía y bajaba en mi trabajo, ignorando a muchas chicas que me coqueteaban de forma obvia y que por esta relación fantasma, no podía ni aceptar sus salidas a comer, a ver una película o simplemente a salir a pasear... Pero esto solo afecta a una de las partes, o en el mayor de los casos es así. Nos la pasamos pensando que estamos siendo infieles, pero si lo ponemos en la balanza, esto es mentira, y si lo vemos como justicia, deberían al menos sentirse así ellos y no nosotros, pues nosotros respetamos la idea de la pareja incluso después de terminar. 


Nosotros somos los que deberíamos tener derecho de ir con quien nos de la gana y no sentir culpa, pero es común que realmente la pareja que deja sea la que no sienta dicha culpa... Bueno, pues de paso les comento que hagan valer su derecho a decidir, este derecho que les acaban de regresar, no estoy diciendo que salten a la primera cama que vean, eso solo lo puede hacer la gente vil y despreciable que no tiene corazón, lo que estoy diciendo es que tomen el derecho de ser felices y usen ese derecho para decidir ya no estar en esta relación fantasma, abran la mente y el corazón a cosas y personas que les brinden su cariño y apoyo por amistad y no por conseguir un acostón o algún beneficio. Esas actitudes son de gente del siglo pasado, debemos evolucionar a una nueva forma de proceder y de sentir. Si bien ya no somos personas sujetas a un a relación, eso no nos da derecho a hacer con nuestra vida lo que queramos, nos da el derecho a tener una mejor y más feliz vida, es aquí donde lo único que nos puede sacar del atolladero se manifiesta.... Amor, puro y simple, amor a nosotros mismos.


La relación fantasma se acabará el día que tú tengas el valor de decir... YA NO MÁS, no importa si después pasa o no... solo ten el coraje y la fortaleza de no soportar más humillaciones y desprecios, ya no toleres que te dejen como plato de segunda mesa por alguien más. Tu eres valioso(a), y mereces alguien que te ame y te respete, entonces, no permitas que el fantasma de su recuerdo te atormente. No digo que lo dejes de querer, digo que te liberes de sus ataduras y vivas la vida como te venga, no te atormentes con recuerdos y vivencias que no valoró y que por más que te esfuerces no podrás hacer que lo haga.... Eso solo lo puede hacer el o ella misma. Lo que nos corresponde a nosotros es evitar por todos los medios a nuestro alcance sentirnos  en una relación, porque no estamos en una relación, aunque nuestro corazón lo quiera ver así... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada